“Si me lo puedo permitir, ¿por qué no voy a dárselo?”.  “No quiero que les falte de nada”.

¿Te reconoces diciendo alguna de estas frases?.

En nuestra píldora de Psicología de hoy te cuento por qué estas frases son mitos.

Además,  hablamos de porqué es importante  permitir y propiciar experiencias que, paulatinamente, ayuden a nuestros hijos a aprender a tolerar la frustración.

El mundo no es perfecto y está lleno de desilusiones. Es necesario, nos guste o no, permitir que, paulatinamente, la frustración se transforme en parte del repertorio de experiencias a las que nuestros hijos acceden. Sólo así aprenderán a ser resilientes e irán probando su propia fortaleza para tolerar y enfrentar las dificultades.

Si queremos que nuestros niños aprendan a sobreponerse, a levantarse luego de una caída, a confiar en sus recursos personales y en lo que el mundo les puede entregar, no hay otra que acompañarlos en este proceso.

Es un trabajo lento pero merece la pena.

Y recuerda, lo estás haciendo muy bien.

Espero que te haya gustado.

Si crees que le puede venir bien a otra persona, comparte porfa.

Te animo también a suscribirte a mi Newsletter y canal de YouTube para estar al día de todas las novedades.

Cuídate mucho.