La hora de dormir puede convertirse en una batalla con los más pequeños de la casa, que sin una rutina establecida son incapaces de conciliar el sueño en su camas o se niegan a dormir solos.

Conseguir que los niños se duerman es sus camas es un reto y para ello es necesario que los niños adquieran una rutina que les relaje y les facilite conciliar el sueño.

En esta Píldora de Psicología, abordaremos unas pautas a seguir para conseguir que este momento  del día se convierta en una rutina más.

Os adelanto que crear un ritmo más relajado antes de ir a la cama y la constancia, son dos puntos muy importantes.

Si te ha gustado, comparte!!